Ciberacoso, ¿qué hacer al respecto?

Un 8% de jóvenes españoles dice haber sufrido alguna vez ciberacoso por parte de otros jóvenes o compañeros.

ciberacoso

La cifra la ofrece un estudio de Fundación Vodafone y YouGov, para el que han entrevistado a más de 5.000 personas entre 13 y 18 años en más de 11 países. Este 8% es el resultado más bajo de todos los territorios donde se ha desarrollado el estudio, con una media del 18%. Nueva Zelanda y Estados Unidos son los que lideran esta triste clasificación, con un 30% y 27% respectivamente.

De la misma encuesta también obtenemos otra cifra: el 63% de los participantes españoles del estudio reconocían haber escuchado hablar de algún caso de ciberacoso en su entorno.

Pero, que tipos de Ciberacoso son los más importantes? Si empleamos la definición en sentido amplio, podemos diferenciar los siguientes tipos:

  • Ciberacoso (en sentido estricto): Acoso entre adultos. Tanto la víctima como el causante son mayores de edad.
  • Ciberacoso sexual: Acoso entre adultos con finalidad sexual.
  • Ciberbullying (ciberabuso, cibermatonaje, cibermatoneo) Acoso entre menores.

Pero, debemos tener en cuenta que existen otros tipos de ciberacoso, aquí os dejamos la lista:

  • Ciberacecho (Cyberstaking): Seguimiento de los pasos online de la víctima.
  • Grooming (child grooming, internet grooming, cybergrooming): Engatusamiento de menores por parte de pedófilos o pederastas online, que consiste en ganárselos simulando empatía y cariño.
  • Cebo (Luring): Artimañas de los pedófilos online para atraer a niños a encuentros fuera de la Red.
  • Web apaleador: Web creado para hacer ciberbullying sobre algún menor, metiéndose con él/ella de manera pública y ridiculizándolo/la. A menudo se anima a otros internautas a participar en el abuso.
  • Flame: Provocación mediante un mensaje incendiario enviado a un foro, lista de correo, cuyo objetivo es provocar reacciones airadas de sus participantes. Suele contener insultos u ofensas y puede estar dirigido a todos en general, a un grupo de usuarios o a alguien en particular.
  • Guerra de notificaciones: Medio utilizado a veces en casos de ciberacoso o ciberbullying para implicar a un proveedor de servicio contra la víctima.

La Policía Nacional publicaba hace unos meses una serie de recomendaciones para evitar el ciberacoso, entre las que se incluían consejos dirigidos a los más pequeños y también a sus padres, a los que pide que “establezcan con sus hijos las pautas para evitar problemas de seguridad con el móvil e Internet”. De hecho, recalcan cómo los centros educativos pueden solicitar charlas a los propios agentes de Participación Ciudadana.

“Lo que mejor funciona es que los padres mantengan conversaciones con sus hijos sobre lo que hacen en Internet, y no únicamente sobre la seguridad, sino también si por ejemplo juegan a un juego online, saber a qué juegan, por qué les gusta… Establecer ese tipo de confianza y hacer ver que Internet no es un juguete del niño sino que Internet es algo de todos”.

Estos son consejos generales para evitar cualquier tipo de acoso.

Si estás interesado en saber más para el caso concreto del ciberbullying desde el punto de vista del menor y de sus padres o profesores, te recomendamos visitar Ciberbullying.com.

  • Protégete contra el malware con un buen antivirus, un buen cortafuegos y otras medidas técnicas. Algunos tipos de programas maliciosos pueden ponerte en riesgo de sufrir algún tipo de ciberacoso.
  • No respondas a flames ni a otro tipo de provocaciones enviadas en público o en privado.
  • Vigila muy bien a quién das tus datos de cibercontacto: teléfono móvil, e-mail, dirección de páginas personales, etc.
  • Búscate a ti mismo/a en Internet cada cierto tiempo, o mejor, activa una alerta que lo haga automáticamente por ti. Busca también tu número de teléfono y tu e-mail.
  • Lee bien las condiciones de uso de las comunidades virtuales donde te inscribas y comunica a sus webmasters los incumplimientos de que seas testigo.
  • Si eres menor y sufres algún tipo de acoso, cuéntaselo a tus padres o a tus profesores antes de hacer nada.
  • Bloquea a la gente que te moleste en el chat. Borra automáticamente los mensajes de la gente que te moleste por e-mail (o guárdalos sin leer, por si acaso necesitas más tarde pruebas de su actuación).
  • Ignora a los que te provoquen en los foros.
  • No utilices nombres de usuario ni avatares provocativos.
  • Si recibes amenazas no borres las pruebas. Guárdalas y avisa a la policía.

Ayude a detener el ciberacoso

El ciberacoso hay que detectarlo y denunciarlo siempre que sea posible, para que las autoridades intervengan y pueda detenerse el ciberacosador.

Las víctimas de ciberacoso, como las de acoso en la vida real, sufren problemas de estrés, humillación, ansiedad, depresión, ira, impotencia, fatiga, enfermedad física, pérdida de confianza en sí mismo, pudiendo derivar al suicidio.

Hay que hacer lo posible para poder minimizar el ciberacoso.

Cualquier duda, no dudes en comentarlo, y si te gusta este artículo, compártelo.

Fuentes:

xataka

Ciberacoso.net

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar